Javier Maresca: “He unido mi vocacion con mi pasion”

Javier Maresca: “He unido mi vocacion con mi pasion”

Javier Maresca es un rockero que ha unido la vocación por la enseñanza con su pasión por la guitarra en Aula Creativa, donde es profesor de guitarra. Como decía el gran Freddie Mercury, el espectáculo debe continuar, y por eso imparte las clases en nuestra escuela con la idea de que desde el primer momento sus alumnos, niños o adultos, puedan tocar alguna canción rápidamente. “Mientras estés entretenido, seguirá la pasión por la guitarra”.

-¿Cómo llega un rockero como tú a dar clases a niños y mayores en Aula Creativa?

-Yo llevaba tocando la guitarra muchos años y tenía cierto nombre en Almería. Cuando uno de los profesores de Aula Creativa cambió de residencia, me recomendó un compañero, me hicieron una entrevista y aquí estoy disfrutando de la enseñanza, además de seguir dando conciertos.

-¿Cuándo decidiste dedicarte a la guitarra?

-Mi familia siempre ha tocado la guitarra, es un instrumento que me resulta familiar. Empecé con 9 años, pero la verdad es que me gustaba más el fútbol. Con 13 ó 14 años me lo tomé más en serio, le dediqué muchas horas y amplié el aprendizaje de estilos y técnicas con profesionales muy diferentes. Además estudié Magisterio, con lo que un día decidí unir mi vocación por la enseñanza con mi pasión por la guitarra.

-¿Qué prefieres, la guitarra española o la eléctrica?

-Me gusta más la eléctrica. Me apasiona el rock y el blues. Tengo un grupo, que se llama Zoso, donde hacemos un tributo a Led Zeppelin.

-A la hora del acercamiento a la guitarra, ¿cuáles son las claves para hacer que al alumno le guste este instrumento? -Intento que les suene rápido, que con un poco de esfuerzo que hagan puedan sacarle sonidos a la guitarra y eso les tenga enganchados. Busco enseñar las partes más áridas poco a poco, con juegos rítmicos y de palabras para que no se les haga cuesta arriba.

-¿Y a los adultos?

-Igual, pero con menos juegos (risas). Los pasos son los mismos. Recuerdo que cuando empecé a tocar la guitarra me desesperaba porque aprendí varios acordes, pero no sabía qué hacer más. Por eso, intento enseñarles las posiciones de los dedos con la mano izquierda y que empiecen a realizar cosas con la mano derecha. Y mientras estés entretenido continuará la pasión. Los avances dependen de la práctica. Si tienes un talento brutal, los conceptos los aprendes rápido, pero existe una faceta práctica que es fundamental. Si se le dedica a la práctica quince minutos al día, en seis meses tocas muchas canciones que te gustan. Llegas más lejos de lo que piensas y en un año puedes contar con un repertorio de quince o veinte canciones que sabes tocar perfectamente.

-¿Qué es lo más complicado desde el punto de vista técnico?

-Lo que más juego da es el ritmo, que es la mano derecha. La mano izquierda es muy mecánica. Cuando más horas practicas más rápido vas con los dedos de la mano izquierda. Peret o Estopa, que tocan rumba, no usan más de cuatro posturas, pero con la mano derecha generan mucho ritmo y tienen éxito. O Bob Dylan, en otro estilo, tiene muchas canciones con pocos acordes, pero algunas las toca más rápido, otras a un ritmo lento, varía. El dominio de la mano derecha pienso que es lo más complicado y, a la vez, interesante.

-Tengo la sensación de que existe últimamente más afición por aprender a tocar un instrumento entre los niños y niñas. ¿A qué es debido?

-Creo que ha ido calando la idea de que aprender música es algo que enriquece al individuo, y los padres y madres lo aprecian, piensan que estamos enseñando una cultura que estimula la creatividad y la socialización. Creo que ese cambio en la mentalidad ha tenido bastante influencia en que más niños quieran aprender a tocar un instrumento.

-Por último, ¿Almería es una ciudad con ambiente musical?

-Existe en nuestra ciudad mucho ambiente musical y afición; mucha gente toca y lo hace bien. Pero los proyectos no duran demasiado porque la ciudad no genera suficiente volumen de mercado para que una banda esté actuando en Almería todos los fines de semana. Con versiones es más sencillo. Pero lo dicho, el ambiente musical en Almería es enorme.

Etiquetas:
Sin comentarios

Escribir un comentario